PORQUE DEBES UTILIZAR UN MULTIVITAMINICO CON TU PERRO

Según la Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria, aproximadamente un tercio de los perros usan suplementos. Al igual que los humanos, los perros requieren una dieta equilibrada de proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. Algunos perros necesitarán un refuerzo de nutrientes si no obtienen lo suficiente de su comida. Por lo tanto, es posible que desees agregar multivitamínicos a su dieta.

Multivitaminico Gold Muscle

¿Tu perro necesita suplementos?

La dieta de un perro debe tener todas las vitaminas y minerales necesarios. La mayoría de los alimentos para perros comprados en tiendas ya vienen con todos los nutrientes. Hay diferentes tipos de alimentos para perros para cada etapa de la vida y cada uno tiene diferentes cantidades de ciertas vitaminas. Si un cachorro de raza grande no obtiene los niveles adecuados, puede desarrollar enfermedades.

Sin embargo, algunos necesitarán multivitamínicos si un veterinario lo sugiere. Los perros pueden terminar enfrentando una deficiencia y requerir vitaminas adicionales para acompañar sus comidas. Algunos dueños de mascotas optan por hacer su propia comida para perros en lugar de comprar marcas en la tienda. Si le está proporcionando a su perro una dieta casera (BARF), es posible que deba darle ciertos suplementos. Deberá hablar con un veterinario para asegurarse de que las vitaminas que ingiere su perro coincidan con su dieta.

Los suplementos vitamínicos pueden ser necesarios, especialmente para quienes los necesitan. Deberá asegurarse de no darle a su perro demasiada vitamina.

¿Son seguros los multivitaminicos?

Los multivitaminicos son generalmente seguros para los perros, especialmente cuando los necesitan. Solo representan un riesgo si reciben demasiado de un nutriente específico. Al igual que en los humanos, tener demasiado de un nutriente puede ser peligroso para la salud de una mascota. Algunas vitaminas son solubles en grasa, lo que significa que las cantidades excesivas no abandonan el cuerpo.

Un exceso de vitamina D puede provocar insuficiencia renal. Los signos de exceso de vitamina D son vómitos, beber y orinar más y más babeo. Si un perro tiene demasiada vitamina A en su sistema, puede experimentar artritis y un aumento de las enzimas hepáticas. Los perros también pueden terminar deshidratados.

Ten cuidado de que los suplementos que usas no tengan ingredientes que interactúen con ciertos medicamentos. Si te preocupa que tu perro esté ingiriendo demasiada vitamina específica, habla con tu veterinario.

Beneficios de algunas de las vitaminas:

  • Vitamina A: La piel, el pelaje y los músculos de un perro requieren cantidades suficientes de vitamina A. También mejora la función celular y la función inmunológica. Un estudio de 2014 muestra los efectos de la suplementación con vitamina A en las primeras etapas de la vida. En el estudio, los suplementos se probaron en ratas en las primeras etapas de la vida o durante la gestación.

    Los resultados mostraron que la vitamina A durante la gestación y el período prenatal ayudó a mejorar la respuesta inmune al aumentar la cantidad de células inmunes. Esto sugiere que las perras y cachorros preñadas pueden beneficiarse de los suplementos.
  • Vitamina B: Hay algunos tipos diferentes de vitamina B y cada uno es necesario para la salud de un perro. La tiamina juega un papel en el metabolismo de los carbohidratos. La vitamina B6 asegura que el sistema nervioso funcione y regule las hormonas. B12, o riboflavina, promueve la función enzimática. Se recomienda que las mascotas mayores tomen multivitamínicos que contienen el complejo de vitamina B. Las vitaminas contrarrestarán la fatiga mientras mejoran el apetito. Uno de los beneficios es que el riesgo de toxicidad es bajo debido a que es soluble en agua.
  • Vitamina C: Otra vitamina importante es la vitamina C. Actúa como antioxidante y reduce la inflamación. Los perros normalmente pueden crear su propia vitamina C utilizando sus hígados. Sin embargo, la suplementación puede proporcionar beneficios para la salud. Un estudio investigó los efectos de la vitamina C sobre las infecciones. Los perros que padecían el virus del moquillo canino se beneficiaron de la suplementación. Normalmente, alrededor del 5-10% de los perros se recuperan. Los resultados mostraron que el 44% se recuperó después de recibir vitamina C.
  • Vitamina D: La vitamina D contribuye al crecimiento óseo al permitir que el cuerpo del perro equilibre minerales como el calcio. Los niveles bajos de la vitamina pueden provocar raquitismo y complicaciones debido a enfermedades cardíacas. Un estudio de 2015 examinó pastores alemanes, pastores blancos y perros perdigueros de oro. Los investigadores encontraron que los perros que recibieron una dieta casera tenían concentraciones más bajas de vitamina D que los que recibieron alimentos comerciales. Los perros que recibieron aceite de salmón como suplementos terminaron con niveles más altos de vitamina D. Si está usando una dieta casera, es posible que desee agregar un suplemento.
  • Vitamina E: Se sabe que la vitamina E protege a tu perro del daño oxidativo. También ayuda con el metabolismo de las grasas, y tener muy poco puede conducir a la degeneración de los ojos. La investigación muestra que los perros tratados con vitamina E mejoraron los síntomas de la dermatitis atópica canina, que es una enfermedad de la piel que se encuentra en los perros. Aquellos que recibieron suplementos demostraron tener puntuaciones más bajas en el índice de extensión y gravedad de la dermatitis atópica canina. La dosis correcta puede mejorar la salud de tu perro.
  • Vitamina K: Los perros necesitan vitamina K para asegurarse de que su sangre se coagule cuando sea necesario. Los suplementos son fundamentales si su perro tiene una deficiencia. La fitonadiona es un suplemento de vitamina K1. No solo ayuda a controlar la deficiencia de vitamina K, sino que también trata los trastornos hemorrágicos en varios animales, incluidos los perros.

Para algunos perros, es posible que los multivitaminicos no sean necesarios. Sin embargo, es importante evaluar la dieta de tu perro. Deberas optimizar su contenido para asegurarte de que estén obteniendo todo lo que necesitan. Los suplementos vitamínicos pueden ayudar a tratar la deficiencia y ofrecer otros beneficios. Habla con tu veterinario para ver qué es lo mejor para tu mascota.

 

Otros artículos que te pueden interesar: